ENTREVISTAS

LA GESTIÓN DE SEGOVIA ES UN ESCÁNDALO

Pide préstamos y da cheques municipales como garantía

José Luis Gutiérrez y Juan Ignacio Espíndola, son los remiseros de Ciudad de Perico que fueron detenidos el mes pasado por supuesta “extorsión y amenazas de muerte”, según la denuncia del comisionado municipal de Aguas Calientes, René Segovia, en la comisaria de su municipio.

Pide préstamos y da cheques municipales como garantía

Sin embargo, después se supo que los trabajadores del volante habían ido a cobrarle una vieja deuda al jefe comunal.

Pero no solo es fuente de polémica la inusual denuncia efectuada por el comisionado sino también la confección de pagarés y cheques con firma y sello municipales que Segovia habría emitido para pedir un préstamo a los remiseros.

Los remiseros contaron con lujo de detalles cómo fue la operación monetaria que realizaron con el jefe comunal de Aguas Calientes.

-“Nosotros le prestamos dinero de una herencia, la cual podemos justificar su procedencia. Llegamos al comisionado mediante su Tesorera, porque charlando en el remis con ella dijo que ellos firmaban cheques en préstamos y que los reintegraban con interés”.

-¿Decidiste hacer una inversión con el municipio?

-Sí, quedé convencido, acordamos prestarle $220 mil pesos en partes a partir del 12 de julio del 2016 y me iban a pagar con cheques. Por sugerencia de mi hermana les iba haciendo firmar pagarés porque en un momento llegué a desconfiar de la palabra del comisionado.

-¿Y cuando fue a cobrar?

-Él me decía que aguante, que tenía muchos problemas financieros y que estaba corto de plata, ya me venía bailando desde hace varios meses.

-¿Y qué pasó?

-Y, bueno, cuando alguien que te debe no te paga, enoja a cualquiera, entonces fui a buscarlo a su casa alrededor de las 20 horas en donde quizás él se asustó porque le dije: “Mirá, sea como sea vos me vas a pagar”, porque ya estaba convencido en ejecutar los pagaré.

-¿Cuánto era la tardanza?

-De casi un año.

-¿Qué respuesta te dio en ese momento?

-Me dijo que al día siguiente lo esperara en la entrada de Perico a la altura del santo, a las 14 horas, y fui con un amigo y en ese momento el comisionado sale con la excusa de que su señora estaba enferma y que le dé una mano y tenga paciencia.

En ese momento se baja la Tesorera de la comisión municipal haciéndose la buenita como si todo estaría bien y nos comunica que a los cheques ya no los podíamos cobrar por que estaban denunciados.

-¿Cuántos cheques te había firmado el comisionado René Segovia?

-Seis cheques en total, con monto de 40 mil, 32 mil. Pero yo no quería cobrar los cheques, yo quería cobrar el pagaré. Y cuando le dije que yo ya los iba a ejecutar, el comisionado empezó a lagrimear, como a querer llorar y me dijo “Mañana vos dame un pagaré y yo te doy un cheque a 30 días” y así quedamos.

-¿Pensaste que quedaría solucionado finalmente el tema?

-Sí, pero al otro día voy a reunirme con él en la YPF y resulta que solo estaba la Tesorera, entonces lo llamo por teléfono y le digo: “Che hermano, vos sos el que tenés que estar acá, el arreglo es con vos, no con ella”, entonces me dice: “No puedo ir, tengo problemas en el municipio con el SEOM” y entonces acepto arreglar con la mujer que Segovia había enviado hasta que me sale con un cheque a 60 días, entonces ya vi que esto no podía seguir así.

-¿La Tesorera les propuso algún tipo de arreglo?

-No, la tesorera se comunica con el comisionado y escuchamos que le dice por teléfono que fuera hasta donde estábamos nosotros porque la cosa se estaba poniendo fea y tenía miedo, pero nada que ver, nosotros estábamos calmados. Entonces René Segovia nos dice que fuéramos para Aguas Calientes a cobrar así que pedí un remis a la base y el chofer que se presenta es Juan Ignacio Espíndola.

-¿Y qué pasó?

-Fuimos a la comisión municipal pero no había nadie. Resulta que el comisionado nos dijo que se encontraba en la comisaría declarando por los despidos que se habían producido en la municipalidad, yo me encontraba con mi hijito de 6 años así que lo envié a Juan Espíndola a la comisaría a buscar el cheque. Después de eso Segovia no se volvió a comunicar conmigo.

-Espíndola, ¿qué le dijo cuando fue a retirar el cheque?

-El comisionado me preguntó por qué no busqué los cheques en Perico, y me pide que lo espere un momento que entraba y salía de la comisaría. Al rato sale la comisario Alfaro y me pregunta de forma prepotente qué es lo que yo estaba haciendo ahí y fue cuando me hicieron bajar del vehículo y me detienen si ninguna explicación.

Una vez adentro me acusan por extorsión y amenazas de muerte por parte mía y de mi compañero por el tema de unos pagarés. Algo ridículo porque tenía la documentación a mano como pruebas y además estaba estacionado en plena comisaría, sería impensado creer que yo iba a estar cometiendo un delito.

Entonces le digo a la comisario que me iba a retirar y todo iba a quedar en manos de abogados, a lo que ella me responde diciendo que no me voy a ir a ningún lado hasta que se sepa todo lo que estaba pasando.

-¿Los efectivos manifestaron algo mientras estuviste detenido?

-Me dijeron que no era la primera vez que ocurre algo de estas características, “el comisionado siempre firma con el sello del municipio, no es la primera vez, siempre hace lo mismo” me dijeron.

-¿Fueron trasladados a otras dependencias?

-A las dos horas llega Infantería y nos llevan como delincuentes a la Regional, de ahí a la Brigada, después a la 60, nos obligan a desnudarnos, nos sacan foto, nos hablan de forma prepotente. Nosotros lo único que pensábamos era que en cualquier momento nos van a largar por que no hicimos nada.

-José Luis Gutiérrez, ¿cuándo salís a buscar a tu amigo?

-Se hizo tarde y como no volvía, me voy con mi hijo a sentarnos a la parada de remises, y veo pasar un patrullero, ahí es cuando me doy cuenta de que el remisero ya estaba preso.

Al parecer había denuncias falsas de que estaban cuatro personas armadas esperando a cobrar la plata pero era mentira, estaba yo solo con mi hijito. Los efectivos me piden que los acompañe. Cuando hablo con la jefa Alfaro le explico que tengo en mi poder los pagarés y ahí fue cuando un agente que me conoce de vista me dice: “Sabés que pasa hermano, estamos cansados con este comisionado. Todos le vienen a cobrar y a todos les hace lo mismo, nada más que tu caso es diferente porque vos le hiciste firmar los pagarés”.

-¿Y ahora?

-Yo solo quiero cobrar lo mío, nada más, eso es todo. Necesito lo que es mío, porque en mi familia me lo reclaman todos los días y espero que este comisionado sea investigado. Hay proveedores de Salta y otros lugares que también fueron estafados. Yo tengo confianza de que esta denuncia va a salir bien porque el Dr. Llermanos es un excelente abogado. ¿Pero y la demás gente? En Perico ya nadie te quiere recibir cheques de la comisión municipal de Aguas Calientes.