DEPORTES

COPA SUDAMERICANA

Racing empató y avanzó a cuartos de final

En Avellaneda, igualó 0 a 0 con Corinthians y se clasificó gracias al gol que había anotado en el 1 a 1 de la ida. En la próxima instancia se medirá con Libertad de Paraguay.

Racing empató y avanzó a cuartos de final

El gol que la semana pasada había anotado Enrique Triverio en Brasil terminó siendo la clave. Porque Racing igualó 0 a 0 como local frente a Corinthians en el partido de vuelta de una de las llaves de octavos de final de la Copa Sudamericana y consiguió el pase a cuartos de final gracias a ese tanto marcado fuera de casa en el 1 a 1 de la ida.

Si bien los brasileños eran los que partían con la obligación de marcar al menos un tanto para aspirar a quedarse con la serie, salieron a disputar el duelo con tranquilidad. Manejaron el balón con prolijidad y se plantaron en campo adversario, aunque sin generar peligro ante una línea de cinco defensores que mostraba desajustes y no daba garantías.

Tras los primeros 10 minutos de dudas, el local, empujado por los 32.000 hinchas que le pusieron color y calor al estadio Juan Domingo Perón (también hubo un buen puñado de brasileños), salió del encierro y emparejó el juego con Lisandro López tomando la batuta, tal como lo había hecho la semana pasada en Brasil.

De todos modos, los aciertos en ataque de la mano de su jugador emblema tenían su contrapartida en defensa. A los 22 minutos y tras un córner a favor, Racing quedó muy mal parado, Corinthians salió rapidísimo de contra y Miguel Barbieri debió derribar a centímetros del área al paraguayo Ángel Romero, lo que le valió la amarilla. El tiro libre de Jádson voló muy cerca del poste derecho del arco defendido por por Gastón Gómez, quien ocupó el lugar del lesionado Juan Musso.

En un primer capítulo en el que el músculo predominó sobre la neurona y el buen juego, el conjunto dirigido por Diego Cocca tuvo su única chance a los 36 minutos cuando Lisandro López buscó a Enrique Triverio y el exjugador de Unión le tiró un buen sombrero a Pablo en la entrada del área, pero el defensor logró recuperarse y lo atoró cuando el delantero cuando se alistaba para definir.

Pablo alcanza a cruzar a Triverio cuando el delantero estaba por rematar al arco. (Juano Tesone)

En el arranque del complemento Corinthians no pisó el acelerador, a pesar de que el cero lo condenaba a la eliminación. Las buenas intenciones del paraguayo Romero (hermano mellizo del Oscar, exjugador de Racing) quedaban en eso por la falta de compañía, lo que le restaba posibilidades al muy limitado Jó, el único delantero del elenco paulista.

Por su parte, Racing tampoco hacía demasiados méritos para quebrar la paridad, descansando en la tranquilidad del resultado favorable. Apenas inquietó con un remate desde afuera de Diego González que controló el arquero Cássio.

Ángel Romero atropella a Diego González, que cubre el balón como puede. (Juano Tesone)

Si los brasileños no la tenían fácil con 11, mucho más se les complicó el panorama cuando a los 20 minutos Rodriguinho, quien había ingresado apenas 180 segundos antes por el tibio Jádson, le aplicó un brutal planchazo en la entrepierna a Diego González y se ganó la roja del uruguayo Leodán González.

El Más allá de ello, el final fue de alto riesgo para la Academia, ya que el 0 a 0 lo exponía a que una jugada aislada de la visita lo dejara fuera de la Copa. Sin embargo los brasileños se fueron enroscando en sus nervios y sus limitaciones, no generaron peligro y encima terminaron con nueve (Jó también fue expulsado) y exhibiendo toda su impotencia y su bronca contra el árbitro.

El empate depositó a Racing en cuartos de final, instancia en la que deberá medirse con Libertad, que dejó en el camino a Independiente Santa Fe de Colombia. El duelo de ida será en Asunción.