POLÍTICA

GIRA PRESIDENCIAL

Mauricio Macri se llevó inversiones de Davos y presiona a Macron por el acuerdo con la UE

Una minera canadiense destinará US$ 750 millones en Santa Cruz y hay promesas de negocios en puertos y el agro. El viernes el Presidente se ve en París con su par de Francia y empresarios.

Mauricio Macri se llevó inversiones de Davos y presiona a Macron por el acuerdo con la UE

Mauricio Macri estaba en la Casa Argentina, en Davos, a punto de partir hacia París. Eran cerca de las cuatro de la tarde de Suiza cuando por la puerta apareció un hombre con estampa de muchachote y se anunció como el Primer Ministro de Irlanda. Leo Varadkar, 39 años, dijo que quería ver a Macri. El Presidente bajó, casi a punto de partir, y lo recibió unos minutos. “Tomá”, le dijo y le dio un Alfajor Cachafaz y se pusieron a charlar. “Lleváte otro”, le dijo al despedirse dándole otro. Prometieron volver a verse.

A Macri se lo veía de buen humor al irse de Davos. Había cerrado la segunda etapa de su gira europea para buscar inversiones e impulsar acuerdos comerciales. De Suiza se fue con una serie de promesas empresariales de inversiones firmes.

-El jueves el CEO de la minera canadiense Goldcorp anunció una inversión de 750 millones de dólares en Cerro Negro, un yacimiento minero de Santa Cruz.

-El presidente de Maersk –un compañía danesa de fletes de contenedores- mostró interés en participar de una licitación para operar el Puerto de Ibicuy, en la provincia de Entre Ríos. Al lado de Macri estaba Gustavo Bordet, gobernador de Entre Rios. “Esto significa empezar una posibilidad, es muy importante”, dijo.

-Y la presidenta de Pepsico le habló sobre la posibilidad de que la empresa produzca cítricos en la provincia de Entre Ríos. Le dejó la invitación para inaugurar una planta en Mar del Plata.

Macri debutó en Davos como titular del G-20. “En los últimos años pusimos en orden la economía”, arrancó diciendo Macri, en el Congress Hall del Foro de Davos. Tres cuartas partes de la sala lucía llena.

Mirá también

Francisco Cabrera: "El aumento del dólar no tuvo un impacto en los precios"

 

La exposición comenzó a las 11.20 de Suiza. “El país tiene un ritmo sostenible de crecimiento que es inclusivo”. Se refirió al G-20 (“Llevaremos la mirada del Sur”), a Venezuela (“No es una democracia”) y la pobreza (“Mi gestión será evaluada si soy capaz de reducirla o no”). Delante suyo estaban sentados en primer hilera los funcionarios Jorge Faurie, Fulvio Pompeo, Nicolás Dujovne, Francisco Cabrera y Horacio Reyser, entre otros. También Horacio Rodríguez Larreta y Gustavo Bordet. Un poco más atrás había empresarios argentinos como Marcelo Mindlin, Eduardo Elsztain y el economista Mario Blejer. Cuando Macri finalizó el discurso se armó una conversación entre todos a la salida del Congress Hall.

Macri llegó a la noche a París. Alojado en La Tremoille, un cinco estrellas ubicado a unos pasos de los Campos Elíseos. Adelantó la expectativa del encuentro del viernes con Emmanuel Macron, presidente de Francia. El francés también llega de Davos. El miércoles brindó un discurso muy aplaudido a favor de la globalización. Aunque se sabe que es el más reticente a firmar el acuerdo UE-Mercosur. España y Alemania presionan a París. “Espero que Macron me de buenas noticias mañana”, dijo macri por el encuentro de esta tarde.

El argentino a lo largo de la gira no lo ocultó. Desea que el Mercosur firme cuanto antes un acuerdo político para arrancar de una vez un proceso de integración. “Hasta hoy Mercosur fue la región más cerrada del mundo”, dijo en Suiza. “Y el acuerdo con la UE es una gran oportunidad, incluso para Europa después del Brexit. Es una asociación natural”. Faurie y Cabrera siguieron ultimando detalles junto a Jyrki Katainen, vicepresidente de la Unión Europea, y Cecilia Malmstrom, comisaria de Comercio de la Comisión Europea. La semana próxima continuará en Bruselas la reunión ministerial que unas semanas atrás se había realizado en Buenos Aires.

La actividad oficial en Paris comenzará a las 9 de Francia con un desayuno de trabajo con directivos de compañías miembros del Movimiento de Empresas de Francia. Al mediodía Macri almorzará con empresarios en las oficinas del Grupo Rothschild. Y por la tarde, a las 18.30 de Francia, Macri tendrá la reunión bilateral con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el Palacio del Eliseo.

Al término ofrecerán una declaración a la prensa y por la noche irán a cenar con sus esposas al restaurante Monnaie de Paris. Será un agasajo de los Macron. Aunque para Macri, el mejor agasajo sería una promesa del francés.