SOCIEDAD

Le legalización, eje del cuarto "Ni una menos"

Aborto: hubo otra marcha a favor y el Congreso negocia un proyecto más moderado

Para sumar consensos, los impulsores evalúan hacer concesiones en varios artículos. Este martes, debate en comisión.

Aborto: hubo otra marcha a favor y el Congreso negocia un proyecto más moderado

Una vez más, las mujeres salieron a las calles a gritar sus reclamos. En este Ni Una Menos frío y lluvioso se marchó contra los femicidios, el ajuste y los abortos clandestinos. El pedido por el aborto legal tiñó como nunca la movilización de verde: las mujeres caminaron de la Plaza de Mayo al Congreso, donde se debate la Interrupción Voluntaria del Embarazo y en estos días los diputados buscan consensuar un dictamen más moderado, para lograr los votos de los indecisos. Dicen que es la única forma de que el aborto legal se apruebe.

“¡Ni una menos! ¡Vivas nos queremos!”, gritaban las mujeres. A las 17 la marea comenzó a moverse bajo una llovizna persistente. Las acompañaban sus tambores y sus remeras estampadas: “Comienza el matriarcado”, “Ni Tuya ni Yuta”, “Poder femenino”, “Mujer bonita es la que lucha”. Sobre ellas, pétalos verdes, y rosas. Bengalas verdes, y rosas.

Verde es el color de la Campaña Legal Segura y Gratuita. Rosa es por NiUnaMenos. Esa frase, acuñada en 2015 ante las muertes sin pausa de mujeres, promovió la primera marcha. Pero las mujeres siguieron muriendo: 871 femicidios en estos tres años según MuMaLá, 251 durante 2017, de acuerdo al Registro de la Corte Suprema de Justicia de Nación, 114 en lo que va de este 2018 según la Asociación Civil La Casa del Encuentro.

Entre la Casa del Gobierno y el Congreso caminaron con cantos y batucadas, con banderas flameando y carteles. La mayoría fueron mujeres, pero también muchas chicas jóvenes en grupos de amigas o centros de estudiantes de los colegios secundarios.

Sobre la plaza del Congreso se montó un escenario desde el que se leyó un documento con tres reclamos principales. El primero, el fin de los femicidios: “Vinimos a pronunciarnos contra todas las formas de violencia machista. Una mujer es asesinada cada 30 horas...”. El segundo, la oposición al ajuste económico: “Exigimos el no pago de la deuda externa y en su lugar mayor presupuesto para la implementación de políticas de género que contribuyan al cumplimiento de nuestros derechos. La deuda es con nosotras...”. Y tercero, el aborto legal: “¡Queremos aborto legal ya! Con nuestra fuerza y movilización impusimos que se discuta, y con nuestros pañuelos verdes en alto exigimos que el Congreso apruebe el proyecto”.

A esa hora, los diputados y diputadas, reunidos con asesores, trataban de armar un dictamen. Este martes se reunirán los 105 legisladores de las cuatro comisiones que forman el plenario: Salud, Familia, Legislación Legal y General. La idea es tener el dictamen para este jueves, que volverán a reunirse.

Cualquiera puede levantar la mano y hablar. No son sesiones públicas. El martes que viene tendrán que tener sí o sí un dictamen definitivo para presentar en el recinto el miércoles 13. Ese día se votará. No es necesario que estén presentes los 257 diputados. La votación será por mayoría simple. Pero está peleado.

La Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito había presentado su proyecto seis veces desde 2005. Este año finalmente está siendo tratado. Es el proyecto que más firmas tiene: 72. Pero hay otros que buscan “bajarle intensidad” al reclamo.

El proyecto de la Campaña plantea la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta la semana 14. Habla de “derecho humano”, y de “salud pública”. Diputados de distintos partidos contaron a Clarínqué es lo que se negocia por estas horas para que pueda votarse la legalización.

La objeción de conciencia. El proyecto de la Campaña no la contempla. Se pondrá, pero habrá que avisar previamente y cada centro de salud privado y público deberá garantizar la práctica. La objeción no puede ser institucional, y no se permitirán las derivaciones.

La edad. No estará explicitado que podrán realizarlo sin autorización las mayores de 13 años, como decía el proyecto original. Pero remitirá a los artículos del Código Civil que hablan de la autonomía en temas de salud.

La semana 14. ¿Qué pasa después? Eso todavía se discute. Se agregan consejerías, pero serán optativas, y se pedirá profundizar la Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos.

En la última reunión informativa (hubo 15, participaron 738 oradores), se presentaron tres ministros de Salud de gobiernos y partidos diversos: el actual, Adolfo Rubinstein y sus predecesores Daniel Gollán y Ginés González García. Los tres hablaron de salud pública y se mostraron favorables a la legalización.