SOCIEDAD

XVIII Foro Iberoamérica

Ideas para el periodismo en la era de la posverdad: Lanata, Bucci, Cebrián y Zanatta

Los periodistas e intelectuales reflexionaron sobre la información que construye la opinión pública hoy.

Ideas para el periodismo en la era de la posverdad: Lanata, Bucci, Cebrián y Zanatta

Un año atrás, prestigiosos diccionarios incorporaron a la "posverdad" entre los neologismos, un término que “denota circunstancias en que los hechos objetivos influyen menos en la formación de la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

En el anteúltimo panel del XVIII Foro Iberoamérica que sesionó en el Alvear Icon de Puerto Madero, el periodista Jorge Lanata coordinó una conversación pública titulada "La era de la posverdad", en la que dieron su visión los periodistas Eugenio Bucci (Brasil), Juan Luis Cebrián (España) y el académico de la Universidad de Bologna Loris Zanatta.

Hubo entre los panelistas quien intentó responder si la posverdad era una mentira, como preguntó Lanata. En ese punto no hubo acuerdos, pero sí aproximaciones.

Bucci recurrió a preguntas y reflexiones de la pensadora alemana Hannah Arendt para abordar el tema. La búsqueda de la verdad, del otro lado, requiere independencia, y aislamiento, dijo.

Al final, luego de una larga reflexión sobre las "fake news" (las falsas noticias), las noticias que generan más clicks, la generación de dinero, Bucci afirmó que la "búsqueda de la verdad es más difícil y más costosa". "¿Cómo proteger a la prensa de la posverdad?", preguntó Lanata, en un cuestionamiento que que quedó sin respuesta.

Cebrián, en tanto, recordó que en los paneles del viernes se habló de la crisis de representación de los partidos.

Sobre la posverdad, dijo: "Creemos que es una verdad emotiva, una verdad que no se basa en los hechos sino en las emociones", sostuvo, y luego se mostró más preocupado por el impacto de la cuestión entre los ciudadanos que entre los políticos. "Los periodistas somos gente que cuenta a la gente lo que le pasa a la gente", abundó.

"Ahora la gente no necesita mediación, entonces la gente se forma de muy diversas maneras", señaló Cebrián, para luego hablar de que "hay muchas realidades".

Luego planteó como un ejemplo de los nuevos dilemas lo que ocurrió el 1 de octubre en Cataluña, cuando la Guardia Civil española entró a los locales donde se votaba el referendum por la independencia catalana. En esa ocasión se dijo que había habido 900 heridos, pero esos heridos no estaban en los hospitales.

Fueron heridos, dijo, que no fue a visitar el ex presidente Carles Puigdemont porque no estaban, pero la gente hablaba de 900 heridos. En base a ese ejemplo, Cebrián se mostró preocupado por cómo se va a formar la opinión publica en las democracias.

Zanatta habló de que la verdad imaginada no era un fenómeno de hoy. Dio el ejemplo de su propia familia, comunista, que se informaba a través de los medios del Partido Comunista.

 Allí estaba la verdad, el resto eran "ellos", recordó el intelectual. Zanatta propuso incorporar la religión a los debates de este foro y habló de la fragmentación de las identidades de hoy, de la aceleración de los tiempos y del provecho que hacen de ese fenómeno los populismos.