SOCIEDAD

EL INGENIERO VECINALISTA DE CALILEGUA

“Calilegua debe ser turística”

Se llama Saúl Ángel Benítez y esel presidente del B° San Lorenzo en Calilegua. Asumió para recuperar la institución, pero ha obtenido logros interesantes, por eso El Pórtico lo visitó. La necesidad de la terminal y de mejorar un pueblo que no está muy bien.

“Calilegua debe ser turística”

Saúl Benitez tiene 51 años y es Ingeniero Mecánico, cursó sus estudios en la Universidad Nacional de Tucumán y tiene cuatro hijas, de 22,20,17 y 12 años. Junto a su esposa Vilma Montaño y un grupo de vecinos, refundó el Centro Vecinal San Lorenzo y se puso al hombro los problemas de los vecinos.

El Centro Vecinal tiene tres ejes centrales de gestión con la comunidad, el primero es el servicio público de pasajeros, el segundo la educación formal para los vecinos,  y el tercero se centra en la ayuda a las personas con capacidades diferentes.

-¿Cómo y cuándo empieza a funcionar el Centro Vecinal del barrio San Lorenzo?

-Este centro vecinal data del año 1985, cuando fue fundado, luego quedó acéfalo por mucho tiempo. Luego, conversando con los vecinos surge la oportunidad de reactivarlo y fue cuando me propusieron a mí para ser el presidente.

-¿El Centro Vecinal tenía los papeles en regla?

-No, junto a los vecinos los fuimos adquiriendo, tramitando todos los permisos tanto en fiscalía como en todos los organismos pertinentes. Con la ayuda de una contadora pusimos en regla los balances hasta poder regularizar por completo nuestra situación.

Hoy estamos inscriptos en la AFIP, tenemos cuenta corriente, tenemos el aval de la Fiscalía de Estado por lo que nos encontramos trabajando con absoluta normalidad.

-¿Qué consiguió el centro vecinal con su presidencia?

-Primero se hizo una planificación de las actividades a seguir a corto, mediano y largo plazo, era importante tener un horizonte claro hacia dónde nos estábamos dirigiendo, siempre teniendo como guía principal las necesidades de los vecinos.

Seguidamente trabajamos en el servicio de transporte público, tarea que encaramos conjuntamente con el propietario de la empresa “Purmamarca”, el señor Vilte.

-¿Nunca antes tuvieron colectivos?

-Sí, pero hace muchos años, hasta nuestra gestión sólo teníamos el transporte alternativo de remises.

-¿Cómo consiguieron gestionar el transporte para el barrio San Lorenzo?

-Reunión tras reunión con el señor Vilte. Los vecinos nos solicitaban mucho este servicio por la falta de traslado a las poblaciones vecinas. La situación e ocasiones se tornaban crítica. Así que se empezó a consensuar y gestionar un recorrido.El servicio de colectivo se empezó a regularizar paulatinamente, acomodándose a medida que pasaba el tiempo. Hoy nos encontramos trabajando de forma normal, con la frecuencia acordada.

-¿Los vecinos quedaron satisfechos?

-Esto es un trabajo de continuo. Por ejemplo, hoy nuevamente los vecinos nos vuelven a pedir mejoras, así que tenemos que disponernos para ajustar otras cuestiones por que como todo proyecto a medida que camina hay rumbos que subsanar. Nuestra intención es volver a normalizar la frecuencia de colectivos.

-¿Qué otra cosa consiguió el centro vecinal?

-Teníamos también la necesidad de que nuestros vecinos viajen a otras localidades. Para ello iniciamos diálogos con la empresa “Balut”, acordamos la llegada del servicio de larga distancia. Haciendo un esfuerzo desde el centro vecinal y fomentando que los pasajeros hagan uso del servicio.

-¿Tuvo éxito esta iniciativa?

-Hoy Balut tiene 11 frecuencias diarias, posibilitando a la gente viajar desde aquí mismo hacia otras ciudades sin la necesidad de trasladarse primero hasta Libertador General San Martín. Esto se convirtió en todo un alivio, en especial para el bolsillo de los padres que tienen que enviar a estudiar a sus chicos todos los días.

-¿En qué quedó el proyecto de la terminal de Calilegua?

-Yo tengo entendido que sólo se ejecutó una parte del proyecto, pero por razones que no logramos comprender no se terminó nunca. La verdad que sería de mucha ayuda para nosotros poder contar con ese edificio. Aquí ya estamos llegando a los nueve mil habitantes.

-¿Cómo ve su ciudad actualmente?

-Sinceramente me preocupa la situación de mí ciudad, nuestro pueblo sabia contar con muchos más servicios. Con el paso del tiempo perdimos muchas cosas no solo los transportes de larga distancia. Ahora nos encontramos trabajando fuertemente para recuperarlos. Mi visión es  convertir a Calilegua en un centro turístico.

DEFINICIONES 

“Hoy estamos inscriptos en la AFIP, tenemos cuenta corriente, tenemos el aval de la Fiscalía de Estado por lo que nos encontramos trabajando con absoluta normalidad”.

“Sinceramente me preocupa la situación de mí ciudad, nuestro pueblo sabia contar con muchos más servicios. Con el paso del tiempo perdimos muchas cosas…”