POLÍTICA

DOS EX TUPAQUEROS PRIVILEGIADOS EN EL CONCEJO DELIBERANTE: COBRAN MÁS DE 30 MIL PESOS

El salvador de tupaqueros

Contrariamente a lo solicitado por el presidente de la Nación, reducir gastos en el estado, el Concejo Deliberante Capitalino avanzó con el nombramiento a planta permanente de dos cuestionados dirigentes sociales, ex aliados a Milagro Sala y que ahora son socios del gobierno de turno: Emilio Cayo y José Luis Bejarano.

Lisandro Aguiar, el radical que beneficia a ex tupaqueros
Lisandro Aguiar, el radical que beneficia a ex tupaqueros

Mientras que en público cuestiona los supuestos hechos de corrupción de la década pasada, por otro lado, el presidente del Concejo Deliberante de la capital, Lisandro Aguiar, arregla otorgándoles cargos de alta categoría y pasándolos a planta permanente, un verdadero privilegio que muchos trabajadores quisieran tener en Jujuy.

Aunque no se pudo confirmar, por el fuerte hermetismo que hay en el área de Personal, el Concejo habría avanzado con varios nombramientos, en especial de personas que estuvieron vinculados con la Tupac Amaru y que hoy se muestran como “arrepentidos” en las causas que se tramitan en las causas judiciales conocidas como “pibes villeros” y “megacausa”.

Los nombramientos de Cayo y Bejarano, dejan al descubierto el abuso del uso de poder que existe en el Deliberante Capitalino, porque más allá que represente o no a los trabajadores a través de un gremio, ambos personajes vienen siendo cuestionados por sus actividades comerciales logradas a partir de la convivencia que tuvieron con sectores sociales, cooperativas y organizaciones ligadas a la Tupac Amaru.

En el caso de Emilio Cayo, si bien fue empleado municipal, ya habría perdido esa categoría al vencerse su contrato de trabajo cuando accedió a una banca de la Legislatura provincial, como candidato de la lista que comandaba Milagro Sala, hace más de cuatro años atrás. Consiguientemente, podría haber delegado su situación sindical, a otro dirigente y no aducir ahora que esa tutela lo califica para que sea nombrado en planta permanente en el Concejo Deliberante.

Según argumentó Aguiar, “no hay ninguna objeción para hacer este nombramiento desde el punto de vista jurídico”. Pero el funcionario moralmente, no validó la necesidad de mucha gente que está sin estabilidad laboral dentro del municipio y del propio deliberante y que tienen mayores necesidades y cargas familiares para darle seguridad.

Emilio Cayo era empleado municipal antes de ser legislador y que fue electo secretario general de un gremio que nuclea a los trabajadores municipales con mandato vigente hasta 2020. En ese sentido, explicó Aguiar que el pedido de ingreso a la actividad laboral, lo hizo el propio dirigente ante el Concejo y el Ejecutivo municipal, una vez terminado su mandato aduciendo que “no se puede dejar sin trabajo a quien representa a los trabajadores".

Lo que no se entiende, es porque necesariamente tiene que ser Cayo quien ejerza necesariamente esa representación sindical, cuando un gremio está dirigido por una Comisión Directiva de al menos doce integrantes.

En el caso de Bejarano, no se dio ningún justificativo, fue cuestionado por el secretario general del SEOM, Carlos Santillán, quien recordó la denuncia que hicieron en su contra por haber formado parte de una escandalosa toma del gremio junto a Milagro Sala varios años atrás.

Cayo fue miembro de la Red de Organizaciones Sociales, la cual dirigía Milagro Sala. “La designación de Emilio Cayo, muestra un nivel de discrecionalidad a cambio de favores políticos. Recordemos que cuando fue encarcelada Milagros Sala en el acampe de fines del 2015, Cayo, representante de la organización ODIJ, fue uno de los primeros en levantar el acampe, para luego ser aliado cercano del gobierno provincial de Gerardo Morales”, explicó Guillermo Alemán, concejal del PTS-FIT.

“Esta situación es un verdadero escándalo. Desde nuestro bloque presentamos un pedido de informe para saber exactamente la situación de los trabajadores municipales precarizados, junto con el reclamo de varios sindicatos municipales del pase a planta permanente, y la respuesta del oficialismo fue negarse a dar esta información, planteando que iban a impulsar reuniones para discutir la problemática con funcionarios municipales, pero desde junio no se avanzó un ápice. Para tener en cuenta según los datos aportados por el SEOM existen aun 1.192 Jornales, sin contar los contratados, de los cuales son, 142 los jornales de 4 horas, que cobran cerca de 5.000 o 6.000 pesos”, agregó el legislador comunal.

Sobre las explicaciones que dio Aguiar quien adujo que Cayo al finalizar su mandato como diputado provincial, se quedó sin trabajo, dijo que “es una burla tratándose de un empresario reconocido por estar al frente del Instituto “Nuevo Horizonte”, lugar donde hace poco hubo una protesta de sus docentes por no cobrar durante meses sus haberes, o este incluso vinculado al negocio de los boliches nocturnos”.

El presupuesto del Concejo Deliberante y la grave situación económica del país, donde existe un pedido de ajuste de los gastos, fueron otros de los motivos, por el cual no se podría haber autorizado el ingreso laboral de estas dos personas.  “Lo que queda claro, es que, para beneficiar a propios, no hay problemas de presupuesto para el gobierno de Cambia Jujuy, mientras existe persecución, despidos, y causas judiciales para los opositores, y cientos de trabajadores municipales siguen con contrataciones precarias. Es claro que el ajuste lo quieren descargar contra los trabajadores, pero por el contrario, nosotros vamos a redoblar la pelea por el pase a planta permanente, y llamamos a los sindicatos municipales a ponerse al frente de este reclamo”, dijo para finalizar el concejal del PTS-FI”, apuntó Alemán.

También llama la atención la categoría asignada a ambos funcionarios, la N° 20, una de las más altas del escalafón municipal, donde llegarían a cobrar sumas que trepan a los 50 mil pesos, si se tiene en cuenta la antigüedad y otros beneficios que se le otorgarán.