POLÍTICA

MEGACAUSA

Tensión y chicanas en la declaración de Eduardo Fellner: los fiscales se fueron y piden anularla

El ex gobernador está detenido en el penal de Alto Comedero, el mismo donde estuvo Milagro Sala.

Crédito foto Jujuy al Momento
Crédito foto Jujuy al Momento

El ex gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, prestaba declaración indagatoria en los Tribunales de Jujuy, en el marco de la Megacausa por desvíos de fondos nacionales destinados a la construcción de viviendas sociales, por la que este jueves quedó detenido, cuando, de repente, estalló un escándalo que suma un nuevo condimento al caso.

Es que durante la presentación, los fiscales Liliana Fernández de Montiel junto a su par Diego Cussell y al titular de la Oficina Anticorrupción, Joaquín Millón Quintana, se retiraron de la sala después de un entredicho con la defensa del exgobernador y el juez por una cuestión de procedimiento.


Todo se disparó cuando el juez debía leerle a Fellner las acusaciones en su contra, así como las pruebas que hay en el expediente. Fue entonces cuando la defensa del dirigente peronista pidió saltear ese paso. "Ya conocemos las acusaciones y las pruebas", esgrimieron.

Eso despertó la queja de Fernández de Montiel, que sostuvo que de no cumplirse con ese paso se estaría ante una violación del código procesal penal y ello abriría paso a posibles pedidos de anular todo el proceso.

Los fiscales argumentaban que el artículo 297, que habla de la intimación al acusado, establece la obligatoriedad de informar las acusaciones y las pruebas.

El mismo dice lo siguiente: "Se informará al imputado cuál es el hecho que se le atribuye cuáles son las pruebas en su contra y que puede abstenerse a declarar sin que su silencio implique una presunción de culpabilidad. El hecho objeto de la intimación y su calificación legal deberán ser descriptos en el acta, bajo sanción de nulidad. Si el imputado se negara a declarar, ello se hará constar en el acta; si rehusare suscribirla cuando corresponda, se consignará el motivo".

El juez Isidoro Cruz decidió no hace lugar a la queja de la fiscal y comenzó a tomarle declaración a Fellner. Fue entonces cuando ambos fiscales, así como el titular de la OA de Jujuy, decidieron levantarse y dejar el lugar, Fernández Montiel además adelantó que pedirán la nulidad.

Fellner habló poco antes de prestar declaración y según confiaron fuentes judiciales se lo vio bien. Es más, inclusive tuvo un cruce de chicanas con el juez Cruz cuando el magistrado le dijo que iban a llevar el trámite de la causa con celeridad para que no se vea afectada su salud.

─A mi salud me la cuido solo ─ lo cruzó el ex gobernador jujeño en uno de los momentos más tensos del encuentro. 

Fellner presentó un escrito y al final de la audiencia su abogado, Horacio Aguilar, habló con los medios presentes.

Según cita el diario El Tribuno, el defensor sostuvo que "está buscando generar en la opinión pública que se cometió un delito, pero se está provocando un daño irreparable" y agregó que no hay "una imputación seria de un delito concreto".

Además, criticó la reacción de los fiscales. "Nos llama poderosamente la atención que los fiscales se hayan retirado de la audiencia donde estaba el doctor Fellner para responder todas sus preguntas. No les interesa la resolución ni conocer la verdad".

La previa

El dirigente peronista fue trasladado este viernes, bien temprano, desde el penal de Alto Comedero -el mismo donde se encuentra detenida Milagro Sala- hasta el centro de la ciudad de San Salvador, donde comenzó la declaración minutos antes de las 9.

Según fuentes judiciales, el jueves a última hora, los abogados de Fellner solicitaron al juez de Control N° 4, Isidoro Cruz, brindar declaración cuanto antes y el magistrado accedió.

El ex mandatario arribó a los Tribunales sin esposas, lo que llamó la atención de los presentes. Según fuentes judiciales, brinda una declaración en la que es sometido a preguntas.

El lunes será el turno de los imputados Hector Mercado, quien era titular de la Unidad Ejecutora de la Provincia, y del ingeniero Luis Cosentini, ex ministro de Tierra y Vivienda.

La causa

La megacausa surgió a raíz de una presentación del fiscal Anticorrupción, Joaquín Millón, quien en un relevamiento detectó el faltante de 1800 viviendas sociales que figuraban como terminadas en los documentos y de otras 500 que estaban inconclusas, en el marco del Programa Federal de Integración Sociocomunitaria, que se desarrolló a partir de 2007. El fraude fue estimado en ese entonces en más de $ 700 millones.

El ex gobernador Fellner y su ministro Cosentini fueron imputados en carácter de coautores en el fraude a la administración pública.

La Justicia señaló puntualmente su intervención en la confección de un decreto por medio del cual, se descentralizaban las funciones del Instituto de Vivienda y Urbanismo y se creaba la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) que administró los recursos que llegaban de Nación para la construcción de viviendas sociales. Esa maniobra fue vista como una forma de “favorecer la ausencia de controles de los programas”.

Mediante ese decreto de 2007, señala la Justicia, del año se habría defraudado al Estado provincial en la suma aproximada de $1200 millones.

En 2016 el ex gobernador ya se había presentado a indagatoria. En ese momento deslindó responsabilidad y sostuvo que se trataba de un decreto "dictado en el marco constitucional y legal totalmente justificado", y como parte de una "exigencia de la Subsecretaría de Vivienda de la Nación", que dependía del Ministerio de Planificación Federal de Julio De Vido.

En esta causa, Milagro Sala está imputada como coautora del delito de fraude a la administración pública. También está involucrados el ex secretario de Obras Públicas de Nación, José Lopez.