POLÍTICA

MONTERRICO ELIGE

LOS ELEGIDOS DE MONTERRICO A DOS DÍAS DE LAS ELECCIONES, SE MANTIENEN LAS TENDENCIAS

Una última encuestadora del gobierno muestra una clara intención de voto para tres de los candidatos con más posibilidades de conseguir una banca. Mira quienes son.

LOS ELEGIDOS DE MONTERRICO A DOS DÍAS DE LAS ELECCIONES, SE MANTIENEN LAS TENDENCIAS

Los cierres de campaña en Monterrico fueron de alto nivel, parece que el poder económico ayudo a pocos candidatos durante el tramo final.

La tendencia que arroja las últimas encuestas que maneja el gobierno provincial posiciona a tres candidatos potentes.

El Renovador, Luciano Moreira se mantiene en la punta con el 29% de intensión de voto, su campaña fue tranquila pero convocada, pese a que perdió la Intendencia en 2015. Moreira se mantiene en el podio y lograría una banca en el ansiado Concejo Deliberante.

Mientras que en segundo lugar con el 24% se ubica el candidato del Nilsismo, Alejandro Cayón que no conforme con su lugar como Secretario Administrativo busca obtener una silla de los que abandonan el concejo.

A Cayón se le complicó la campaña por su compañera de formula la cuestionada cooperativista y concejal Laura Rodríguez, quien está envuelta en la famosa Mega Causa por supuestas malversación de fondos para la construcción de viviendas. El ex Titular del Ivuj Lució Abregú pidió esta semana la imputación para la edil candidata.

Por otro lado, el oficialismo que no logró ni con la visita de Morales levantar a su candidato el camionero, Cristian Ibarra quien paso de organizar fiestas privadas a caminar por los barrios de Monterrico e interesarse por lo que menos tienen. Ibarra ocupa el tercer lugar con el 22% de intensión de voto. Pese a que el Intendente Carlos Ibarra dejo de gobernar la ciudad para hacer campaña junto a los candidatos.

Finalmente, hay que aclarar que las encuestas sirven sólo para evaluar la marcha de la campaña y para nada pueden interferir en la decisión que los habitantes que esta bendita tierra tomara el 22 de octubre en el momento de mayor político que un vecino puede tener, gracias a la democracia.