SOCIEDAD

PAPA FRANCISCO

El Papa habló ante decenas de miles de personas en el Parque Simón Bolívar de Bogotá

Francisco invitó al pueblo colombiano a buscar la reconciliación con compromiso. A los jóvenes, en particular, les pidió mantener viva la alegría y enseñar a los mayores a perdonar y dejar el odio atrás.

El Papa habló ante decenas de miles de personas en el Parque Simón Bolívar de Bogotá

La alegría y la esperanza levantaron los ánimos en el segundo día de la visita del papa Francisco a Colombia. Ayer su jornada terminó ante decenas de miles de personas en el Parque Simón Bolívar, cuando el líder espiritual levantó a su paso fuerzas para luchar por la paz de Colombia y por un futuro esperanzador. Allí realizó una misa campal después de haber aparecido en la Plaza de Armas, frente a la Casa de Nariño. 

Allí el Sumo Pontífice invitó al pueblo colombiano a buscar la reconciliación con compromiso y a los jóvenes a mantener viva la alegría. “No se la dejen robar”, dijo el carismático sacerdote, a quien ovacionan no solo líderes religiosos y feligreses sino incluso ciudadanos no creyentes quienes ven en el paso de Francisco por Colombia un fuerte espaldarazo también político, además de espiritual, al momento histórico que vive este país.

A su llegada, por ejemplo, el gobierno y el ELN anunciaron un silencio de los fusiles que se cocinó en Quito desde febrero de este año, cuando inició la Mesa de Conversaciones con esa guerrilla, tras la firma del Acuerdo de Paz con las FARC que los tiene hoy ya desarmados y convertidos en partido político. Y el martes se supo que el grupo ilegal llamado Clan del Golfo liderado por alias Otoniel también manifestó su disposición de someterse a la justicia.

“Gracias por suscitar e incentivar a nuestro pueblo colombiano, por hacerle sentir el Amor y la Ternura del Dios de la Vida, por motivarlo para que se una, se organice, articule fuerzas, esfuerzos y procesos organizativos, se comprometa, de manera que juntas y juntos no desmayemos en esta ardua lucha por la Justicia Social y Ambiental. Gracias una vez más, por venir, por devolver la sonrisa, la alegría y la esperanza”, dijo la Mesa con respecto  respecto al mensaje que darían al Papa por su paso por Colombia.

 

El líder del Vaticano dijo a los colombianos que nuestro país está en sus oraciones y que quiso venir a Colombia “para decirles que no están solos, que somos muchos los que queremos acompañarlos en este paso”. También dijo que “cuanto más difícil es el camino que conduce a la paz y al entendimiento, más empeño hemos de poner en reconocer al otro, en sanar las heridas y construir puentes, en estrechar lazos y ayudarnos mutuamente”.

Además, invitó a voltear la mirada sobre los marginados, sobre las mujeres, sobre la diversidad de las etnias, y a detenernos en los más débiles, explotados y maltratados. “Es mucho el tiempo pasado en el odio y la venganza... La soledad de estar siempre enfrentados ya se cuenta por décadas y huele a cien años; no queremos que cualquier tipo de violencia restrinja o anule ni una vida más” sentenció ante la mirada y los oídos de millones que en Bogotá y en todo el país levantaron los ojos ante el futuro gracias al aliento del Papa.