ENTREVISTAS

INTENDENTE DE PALPALÁ

Pablo Palomares: “Me gustaría seguir de intendente”

El intendente de Palpalá, Pablo Palomares, aclara desde un comienzo que los dos años y medio que lleva de gobierno, no pueden ser analizados solamente en el contexto municipal, sino dentro del ámbito provincial y nacional complicado debido al ajuste que se viene aplicando. “Se está haciendo más eficiente el gasto, esto para entender lo que nos pasa como municipio”, aseguró.

Pablo Palomares: “Me gustaría  seguir de  intendente”

Y puntualmente sobre el municipio, señaló: “yo entiendo que es una muy buena gestión donde en estos dos años hemos logrado salir de las deudas que hemos heredado y hemos podido empezar ya con obras a mejorar servicios que brinda el municipio, creo que esto se debe a que estuve acompañado de un excelente equipo con ideas nuevas y jóvenes de cómo llevar adelante una gestión austera, eficientizando el gasto y tratando de lograr aquello por lo cual trabajamos mucho que es lograr la participación del vecino”.

Y en este aspecto, Palomares marca la diferencia en la reacción de los palpaleños:mucha gente se suma para el bien y mucha gente prefiere entorpecer de mala manera, no solo no pagando impuestos, por ejemplo, sino comportándose como mal vecino, creo que nos falta más civismo a todos”, reclamó.

Y reflexiona: “uno no es dueño de las cosas, pero el vecino siempre percibió como si fueran del intendente, que la billetera era del intendente, que todo lo que se hacía era del intendente, entonces en la medida que hacemos daño a lo público, le hacemos daño al intendente y no es así porque nos terminamos haciendo daño entre todos, porque lo público es de todos”.

En este aspecto, remarca que aún “nos falta seguir caminando y creo que lo podemos hacer de la mano de transparentar la información que ya lo venimos haciendo, no obstante, nunca se valoró que se publican los boletines oficiales a través de las redes sociales para que cada uno tenga acceso a ver todos los decretos que firmo”.

Un poco más relajado, el intendente recordó cómo recibió el municipio de manos de Alberto Ortíz: “yo creí que estaba más ordenado pero estaba  terriblemente desordenado, principalmente en lo económico, con una deuda de más de 70 millones de pesos, pero en realidad las deudas no iban solo en el sentido económico sino también en lo social, en lo educativo y con la participación como vecinos de los palpaleños”, dice y hace una corrección: “si tengo que destacar algo bueno del anterior intendente es que  era un excelente gestor, la verdad que gestionó obras muy buenas pero que como ejecutor fue muy malo”, definió.

Por ejemplo, señaló que “había muchas cosas en la ciudad que heredamos, entiéndase la pileta en el Centro Forestal; la terminal de ómnibus, el estadio cubierto, pero también cosas que no funcionaban como las aguas danzantes, entonces, teníamos mucha infraestructura que funcionaba mal o no funcionaba”, dice e insiste: “Muchas obras habían sido habilitadas para una foto que era lo que nos pasó con la pileta de Forestal, entonces hemos heredado un municipio que no estaba funcionando bien”.

“Después de 16 años de gestión del anterior gobierno, no resulta fácil cambiar ciertos procesos”, sigue Palomares, para rematar: “el vecino estaba mal acostumbrado, hasta que entendió los beneficios que tiene hacer las cosas como corresponden”.

El intendente aclaró que “los parques industriales no estuvieron bien planificados, no estuvieron bien hechos y nunca van a lograr ser parte del registro nacional de parques industriales”, y aclaró que si bien hay industrias trabajando en estos parques, “son industrias a las que nunca se controló en el aspecto ambiental, o cómo estaban los empleados. Para nosotros hoy es un desafío generar el crecimiento en el sector privado, tanto en el industrial como en el comercial, estos dos años y medio fueron de intenso trabajo para ir avanzando en este crecimiento porque sin fuente de trabajo privado es muy difícil que subsista lo público”, aseguró.

Luego, el intendente no titubeó a la hora de responder sobre los escándalos sobre el arquitecto y el contador, dos impostores que trabajaban en el municipio.

Palomares aclaró que en el caso del falso arquitecto, no fue convocado por el supuesto título sino para que trabaja de jefe de cuadrilla, puesto que no exigía ningún título universitario. Y en el caso del falso contador, responsabilizó a la Provincia desde donde fue trasladado al municipio.

De todas formas, fueron apartados y se realizaron las denuncias correspondientes. “Yo, como colegiado de esta provincia, entiendo perfectamente el malestar tanto del Colegio de Arquitectos como del de Ciencias Económicas, por eso me puse a disposición y hemos trabajado la denuncia en conjunto”, explicó el intendente.

Luego, el jefe comunal admitió que está trabajando para ser reelecto en los comicios del año que viene, y relativizó el mal paso del año pasado.  “En las elecciones intermedias siempre se da que las diferentes líneas que forman parte del partido salen a pretender el crecimiento y es hasta sano para el partido, pero se trabaja más en conjunto y de manera más coordinada y si hay diferencias o internas, justamente se deben dirimir en los tiempos de interna partidaria”.

Ya mirando el 2019, en lo personal, claro que me gustaría seguir siendo intendente, pero yo formo parte de un partido y me debo al partido y será este el que decida si merezco o no continuar en esta función o si corresponde que vaya a otro lugar o que me vaya a la casa. Mi principal meta hoy es terminar una gestión buena”, aclara.

“Nos costó mucho poner en orden el municipio y sanear las deudas que tenía, finalmente hemos podido  hacerlo y hacer obras que hacen que el vecino vea de otra manera la gestión y creo que vamos a terminar una gestión intermedia entre el nivel nacional que se va a concluir la gestión y y la provincial donde nuestro gobernador va a tener una gestión muy buena y con una gran  proyección en el 2019 y creo que nosotros estamos en un punto intermedio y esto lo digo no solo como intendente de Palpalá sino como presidente del Foro de Municipios”.

Para finalizar, el intendente destacó el trabajo en la tan sonada línea de la austeridad que hoy todos parecen recorrer. “A diferencia de otros municipios -dijo-  y siendo Palpalá uno de los más necesitados, por la historia que nos tocó pasar, el índice de empleo municipal por cada vecino es menor al de otros municipios en donde hay una mayor proporción”, aclaró.

“Hay ciudades que tienen un empleado municipal cada cuatro vecinos, esas ciudades son prácticamente públicas, pero aquí, hay un empleado municipal cada 39 vecinos. Este parámetro nos coloca en la línea media, así que destacamos el éxito de austeridad por más que salgan a decir que hemos metido un montón de empleados, o nos aumentamos los sueldos”, polemizó.

“Quiero que recuerden mi gestión por el empeño que pusimos en que sea una gestión participativa, que sea una gestión de todos. Me gustaría que me entiendan la forma de pensamiento, de que es preferible que la ciudad funcione a hacer nuevas cosas”, concluyó el intendente.

¿Rival? “Ortíz fue un excelente gestor, la verdad que gestionó obras muy buenas pero que como ejecutor fue muy malo…”