ENTREVISTAS

SAMIR QUINTAR / PROPIETARIO PROYAJO

“Hay funcionarios que quieren monopolizar el mercado de la carne”

El gerente del matadero PROYAJO, clausurado por un mes y de forma violenta, denuncia que la medida en su contra tenía objetivos oscuros para favorecer al mercado externo. Dice que la persecución de Medio Ambiente continúa y pide al gobernador que analice a sus colaboradores. El doble discurso de Robles Abud.

“Hay funcionarios que  quieren monopolizar el  mercado de la carne”

Samir Quintar, propietario del matadero y frigorífico periqueño que fuera noticia días atrás por una inexplicable clausura del gobierno, habló con El Pórtico y contó detalles de esa clausura injustificada y violenta que atravesó la empresa el pasado 19 de mayo. La medida fue tomada por la Secretaría de Medioambiente y Control Comercial del Gobierno de la provincia.

El matadero y frigorífico PROYAJO inició sus actividades en el año 2001, especializándose en el rubro de la carne para consumo interno contando con todos los permisos y habilitaciones necesarias.

Tras un estudio de mercado en la zona, los inversores determinaron que allí se carecía de un matadero, por lo cual dedicaron los recursos necesarios para echar a andar la industria que hoy cuenta con distintos galpones productivos en un predio de dos hectáreas en las que se trabaja con carnes, se produce humus y compostaje, además de experimentar con abonos orgánicos y micro organismos eficientes con colaboración con la Universidad Nacional de Jujuy.

Hoy en día, disponen de una planta de 25 a 30 empleados directos, y 15 indirectos, además de abastecer a comerciantes externos que a diario trabajan con remanentes de la producción como cueros y grasas. -

-¿Qué desafíos afrontó como gerente de la empresa?

-Básicamente, ir formándonos durante el tiempo, corrigiendo errores y mejorando; eso hizo que con el pasar de los años nos posicionemos como una empresa bastante eficiente.

-¿En los últimos años tuvo inconvenientes?

-Este año bajo el gobierno actual tuvimos una persecución violenta por parte de la Secretaria de Medioambiente. Ellos fueron los responsables de la clausura injustificada que sufrimos, argumentando que nosotros contaminamos el cielo, el aire y la tierra. Pero no se fijaron que estamos a 500 metros del basural más grande de Perico.

-¿Cómo fue la clausura?

-Tuvimos una visita oficial de la Secretaría de Medioambiente y la de Control Comercial el día 17 de mayo, en el cual nos dijeron que estaba todo bien, sólo había que corregir algunos valores, pero dos días después aparecen de forma arbitraria y, sin ningún aviso previo, nos notificaron que estábamos clausurados.

-¿Fue un operativo con policías?

-Así es, como sabían que estaban actuando mal vinieron con policías para protegerse. Dicen por todos lados que los amenazamos de muerte, lo cual es ridículo, fue un pretexto para justificar su accionar.

-¿Les permitieronpresentar documentación de regularización?

-No, para nada, directamente nos clausuraron. Con esa orden no pudimos trabajar de ningún modo. Paramos todo y no produjimos nada durante todo un mes, pero aprovechamos para reparar y poner a punto nuestras maquinarias.

-Ud. dialogó con funcionarios en ese momento…

-Sí, pero a pesar de que los funcionarios dijeron que con solo cumplir 2 ó 3 pautas en la producción, nos habilitarían para volver a funcionar, lo real es que perdimos un mes de trabajo. Al gobierno no le interesó nada, ni la mano de obra, ni el ingreso de dinero a Perico.

-¿Cuál es la situación actual del matadero?

-Hoy estamos habilitados para trabajar a nivel provincial y también para la provincia de Buenos Aires.

-¿Piensa que hubo interés encubierto en la clausura de su empresa?

-Creo que lo que sí consiguieron fue traer carne de afuera, procedente de las provincias de Córdoba, Buenos Aires, Catamarca, Tucumán; lo cual aumentó el precio local de la carne y aumentó la cantidad de faena de Río Blanco pero Perico perdió por todos lados, la provincia misma perdió en impuestos, en mano de obra de la zona. A los funcionarios no les interesó por que no fueron sus sueldos los que se perdían.

-¿Siente que es una pelea dura contra el Gobierno?

-No es contra el Gobierno, es contra algunos funcionarios que tienen intereses económicos con el matadero de Rio Blanco. Especialmente la Secretaría de Medioambiente, si no, no se concibe el desastre jurídico que presenta.

-¿Cuál desastre jurídico?

-El 27 de diciembre de 2016 firmamos un convenio pero el día 5 de enero la Secretaria de Medioambiente presentó una resolución para que hagamos otras cosas que no tienen nada que ver con las acordadas en el convenio de diciembre. La clausura se realiza en base a esa nueva nota por no ajustarnos a sus nuevas exigencias.

-¿Ud. cree que detrás de esto hay una intención de monopolizar el mercado de la carne?

-De alguna forma, lo están manifestando con esta persecución de hace poco más de un año y la violenta y compulsiva clausura; algunas razones tienen para perseguirnos. Aquí no se trata del medio ambiente, ni de los empleados, ni de Perico, aquí sólo hay intereses económicos personales.

-¿El gobierno no protegió las fuentes de trabajo?

-No les interesó cuidarlas, aquí entre las 20 ó 30 personas dentro de la planta, hay otras 20 personas tercerizadas, también los matarifes, carnicerías, fleteros y vendedores conforman una cadena de 300 personas que a nadie le importó.

-¿Quién paga todos estos daños?

-No sé, todavía no quiero ni pensar en eso. Lo primero era resolver el tema de las fuentes de trabajo de nuestros empleados que no tienen por qué sufrir desocupación después de 15 ó 20 años de antigüedad. Hasta ahora lo pagamos nosotros. Mensualmente el frigorífico aportaba una masa salarial de $600 mil pesos, que durante un mes nadie recibió. Eso sin contar el aumento del precio de la carne, aumentó 15% ó 20%, también hubo escasez de carne, la gente salió a faenar a Catamarca y el daño que se le hizo a Jujuy fue muy grave.

-¿Qué le dijeron en la mesa de diálogo?

-Nos estuvieron verseando durante todo el mes, que hagamos esto, que hagamos lo otro, que la semana próxima levantamos la clausura pero en resumen estuvimos parados un mes entero.

-¿Cómo hicieron para subsistir en ese tiempo?

-Aprovechamos para limpiar, arreglar, pintar para que aunque sea algunos sigan trabajando y lleven unos pesos a la casa, pero el daño que le hacen a la provincia y al municipio fue tremendo.

-¿Por qué los quieren fuera del negocio?

-Porque quieren monopolizar el tema de la carne, nosotros hacemos un servicio, pero hay gente que solo quiere vender carne, porque ellos tienen más ganancias si la traen de afuera.

-¿Habló con el gobernador sobre este tema?

-Hablamos, presentamos una carpeta con todo el análisis que hicimos, tuvimos alguna respuesta pero desde entonces siguieron atacándonos los funcionarios por otras áreas de forma más obsesiva.

-¿Qué le diría al gobernador?

-Que fue una medida injusta y que perjudicaron tremendamente a los empleados y al pueblo de Perico, y gran parte de la provincia de Jujuy, porque se aumentó el precio de carne, trajeron carne de afuera, los productores perdieron plata con los cerdos y vacunos jujeños.

-¿Cree que los funcionarios responsables deberían renunciar?

-Yo creo que no merecen ser funcionarios, no sonidóneos, no tienen preparación ni jurídica ni para el cargo que ocupan. El Gobernador Morales debe reevaluar a los funcionarios que ocupan esos puestos.

-¿Algún funcionario o legislador se acercó a mediar?

-No, solo algún funcionario amigo del municipio, pero no queríamos politizar el tema.

-¿Ustedes quieren seguir trabajando?

-Nosotros no le pedimos nada al Gobierno, solo queremos trabajar, si el ministro de Producción (Robles Abud) dice que el estado ya no puede absorber más empleados entonces que no cierren las industrias que están trabajando.

-¿Hay un doble discurso?

-Claramente, por un lado el verso de que hay que crear mano de obra y sacar gente del estado, y por otro lado está los que dicen “che, esto es competencia, hay que liquidarlos”. En su momento se atacó al sector porcino, también tuvieron que ir a faenar a San Pedro que no está preparado ni tiene las instalaciones ni cumple con las normas.Los medios tienen que conocer que esta clausura fue injusta y con el tiempo lo vamos a demostrar.

DEFINICIONES 

“Argumentaron que nosotros contaminamos el cielo, el aire y la tierra. Pero no se fijaron que estamos a 500 metros del basural más grande de Perico”.

“No es contra el Gobierno, es contra algunos funcionarios que tienen intereses económicos con el matadero de RÍo Blanco. Especialmente de la Secretaría de Medioambiente…”

“Por un lado el verso de que hay que crear mano de obra y sacar gente del estado, y por otro lado está los que dicen ‘che, esto es competencia, hay que liquidarlos’”.

“Mensualmente el frigorífico aportaba una masa salarial de $600 mil pesos, que durante un mes nadie recibió. Eso sin contar el aumento del precio de la carne del 15% ó 20%...”